viernes, 30 de noviembre de 2012

Au revoir

Cuando esto se publique estaremos en viaje a Buenos Aires.

Lloré mucho cuando hice este video... ahora les toca a ustedes!


jueves, 29 de noviembre de 2012

Feliz cumpleaños Leochu

Ayer fue el cumpleaños de Leo, y también nuestra mudanza, así que fue un festejo raro pero así y todo no faltaron los agasajos.

Empezó el día con desayuno en la cama y muchos regalitos sorpresa que le dibujaron muchas sonrisas a mi maridito. Siempre me gusta prepararle sorpresas porque pone una cara de alegría sincera que me enternece mucho. Igual para la foto que lo obligué a sacarse con los regalitos al mejor estilo quinceañera ya esa expresión la había reemplazado otra de “que hincha bolas”…




viernes, 23 de noviembre de 2012

So long, farewell, auf wiedersehen, goodbye...

El sábado pasado invitamos a muchos amigos e hicimos una fiesta de despedida en casa. Como en toda buena fiesta, hubo mucha comida, mucha bebida, música y sobre todas las cosas: buena onda y ganas de divertirse.

Con Leo preparamos algunas cosas para comer, y a medida que fuimos invitando todo el mundo preguntó se había que llevar algo y se ofrecieron a preparar distintas cosas. Hubo brownie de chocolate de Beta, carrot cake de Fon, chipas de Ceci, bocaditos de espinaca de Ilona, y hasta Sunny trajo sushi!!! Leo y yo habíamos preparado guacamole, albondiguitas de carne con chimichurri que fue un éxito, y unas tarteletas de cebolla y de atún que terminaron siendo tantas que todavía quedan algunas en el freezer. También trajeron muchas botellas de vino, de champagne, y hasta de fernet, y Dimitris preparó unos mojitos espectaculares!!!



jueves, 22 de noviembre de 2012

Pierogi party

El domingo después de nuestro viaje a Lyon, habíamos quedado con Ilona en hacer Pierogis: una comida típica que cuando estuvimos en Cracovia comimos con ella y nos encantó.




miércoles, 21 de noviembre de 2012

Capicúa

Cuando llegamos a Lausanne en mayo de 2011, uno de los primeros lugares a los que fuimos fue Lyon, allí pasamos nuestro tercer fin de semana viviendo en Europa. Por esas cosas del destino o la casualidad, a tan sólo tres fines de semana de volver a Buenos Aires surgió repentinamente una invitación (un poco autoinvitación) para ir nuevamente a Lyon, y obviamente aceptamos. Así que nos causó mucha gracia el hecho de que este destino sea protagonista de nuestra primera escapada de fin de semana y también de la última (buuu…)

Partimos el sábado a la mañana en auto, con Noe como experta e incansable cebadora de mate, y con una lluvia que nos acompañó casi todo el recorrido. Cuando llegamos a Lyon no llovía, nuestros amigos se fueron a cumplir con sus compromisos sociales y con el Chu aprovechamos para ir a almorzar al restaurante especializado en tartines al que habíamos ido la otra vez. No es que no haya otro lugar para comer en todo Lyon, de hecho la Rue Merciere tiene una parte peatonal dedicada a restaurantes especializados en comida Lyonesa en su mayoría, pero nos había gustado tanto L’Epicerie que queríamos volver ahí.

Buscando el lugar, se largó un chaparrón que nos mojó bastante aunque teníamos paraguas, así que nos metimos en varias galerías y paseamos por la parte comercial de la ciudad hasta que paró la lluvia y finalmente seguimos camino hacia el restaurante. Cuando llegamos había cola de gente esperando en la puerta, así que más decididos estábamos a querer comer ahí: gente esperando significa que se come bien.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Hasta luego Londres

Creo que esta sí fue la última visita a Londres de esta etapa… Tuvo gusto a despedida, y hasta me cuesta contarles qué anduvimos haciendo porque ni siquiera llevamos la cámara de fotos, como si quisiéramos reservar el viaje para nuestra intimidad.

Igual voy a compartir con ustedes la tarde de domingo que tuvimos para pasear, ya que llegamos domingo al mediodía y estuvimos hasta el miércoles a la tarde, Leo trabajando mucho y yo caminando por ahí y haciendo algunas compras. 

Nos alojamos muy cerquita de Trafalgar Square, desde la ventana de la habitación del hotel se veía un pedacito de la Galería Nacional. Como la vez que fui a visitarla Leo no me pudo acompañar, entramos en una visita fugaz para que él pueda ver los Girasoles de Van Gogh y una serie de pinturas de Monet inspiradas en sus jardines, que era lo que a mí más me había gustado y no quería dejar de perder la oportunidad de que él viera tan lindas obras. 

El Lobby del hotel

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Caves Ouvertes 2012


Se acuerdan de este evento al que fuimos el año pasado??? Bueno, llegó la fecha en 2012 en que se realizaba, y allá fuimos.

Primero coincidió con que nos invitaron a almorzar a Ginebra, a Luigia, un restaurante italiano muy lindo y donde comimos muy rico, aunque me dio mucha bronca que (a mi criterio) mezquinen la mozzarella. Y es que en general acá no es como yo estoy acostumbrada, a que a toda la pizza se la cubra con mozzarella  que chorrea por los bordes de la porción, acá es como un ingrediente más y va en la misma proporción que el resto de lo que se le ponga arriba.

Luego de un almuerzo contundente seguimos con algunos del grupo hacia la zona de Luinz, donde arranca el recorrido por las bodegas, y anduvimos un buen rato degustando vinos, caminando entre los viñedos, y dándonos cuenta de que el evento era exactamente igual al del año pasado: mismas copas, folletos, puestos de comida, y mismos vinos que dejaban bastante que desear. No sé si era que como habíamos ido el año anterior ya no era algo novedoso, no sé si era que este año el invierno se adelantó con una mini nevada y las viñas ya no se veían tan doradas y otoñales, no sé si era que el clima estaba bastante fulero…. Pero la verdad es que si bien la pasamos lindo, el evento no nos deslumbró como la vez anterior.





Lo mejor: La vista del Mont Blanc


Como cosa nueva quisimos tomar el trencito que va de bodega en bodega, pero lo agarramos a mitad de recorrido y venía super lleno de gente así que no nos paró (Igualmente sospecho que con espacio y todo hubiese frenado para que subiéramos porque no estábamos en una de las paradas designadas) cosa que me hizo pasar del amor al odio porque cuando venía el tren decía entusiasmada “El trencito! Tomemos el trencito!” y cuando se fue sin pararnos cambié a “Estúpido trencito” al mejor estilo “I hate uncle Jamie” de la película Love Actually…

En la recta final

Ahora sí estamos en la recta final de nuestra estadía en Lausanne. Escasos días nos separan de nuestra querida Buenos Aires, de nuestra casita en Banfield, de los días de verano, de las salidas con los amigos de siempre y de los asados con la familia.

Y cómo estamos? Ansiosos!!! Y ocupados también, por eso estuve un poco colgada a la hora de escribir. Estuvimos haciendo algunos trámites y también organizando la mudanza. Respecto de esto último, cuando preparamos la mudanza para venir acá pensaba en que la complicación era que no traíamos todas las cosas, entonces había que clasificar qué dejábamos, dónde lo dejábamos, qué llevábamos con nosotros, etc. Ahora es distinto porque simplemente todo vuelve con nosotros, pero aun así no deja de ser un lío preparar todo. Tengo la cocina dividida en dos, cajones y muebles con cosas que son del departamento, y otros con las cosas nuestras que hay que mudar. Las sucesivas visitas a Ikea ahora se notan en cosas y cositas que nos llevamos de vuelta a Banfield. Tengo también pilas de ropa en la que alguna vez fue habitación de huéspedes y hoy se convirtió en depósito, miren:



De cualquier manera anduvimos también paseando un poco, aprovechando este último tiempito, ya les voy a contar en próximos mini post por dónde anduvimos.

Y también les voy a contar qué tal la despedida con los amigos que recolectamos en todo este tiempo, que ya estamos organizando, al mismo tiempo que planeamos bienvenida allá y cumpleaños de Leochu… es que siempre hay motivos para festejar!!!  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...