lunes, 13 de agosto de 2012

De vuelta

“Escribir es como un ejercicio” dicen muchos, y lo estoy comprobando en carne propia. Cuando empecé el blog lo que me resultaba más fácil era encontrar temas para contarles porque tenía la sensación de que todo estaba por ser escrito, y lo que más me costaba era encontrar las palabras y la forma de transmitirles mis pensamientos, mis sensaciones, mis impresiones de esta aventura, ya que claramente me faltaba entrenamiento con mi redacción. Después a medida que iba escribiendo, fui como “hilando un poco más fino” en lo que les quería contar, y en el caso de la redacción ya el relato fluía de una forma más espontánea y natural, igual que como me pasó después de ir a la pileta un par de veces y lograr incrementar la velocidad y la cantidad de los largos que nadaba.

Y ahora que hace un poquito más de un mes que no publico ningún relato, me cuesta retomar la escritura y me siento como “fuera de training” de la misma forma que seguro me voy a sentir cuando me tire a la pileta la próxima vez. Pero ahora sé que la única forma de que pase esa sensación y de que mi redacción fluya como antes o aún mejor, es simplemente ejercitándome. Así que acá estoy de vuelta escribiendo en el blog, después de una pausa impuesta por las circunstancias de la vida.


Después de unos días de paseo en Madrid que ya les voy a contar, viajé a Buenos Aires por tres semanas. Fue un viaje planificado a las apuradas, y por motivos de esos que nos concientizan de todo lo negativo que tiene estar lejos de los seres queridos. A pesar de la tecnología que nos permite comunicarnos con facilidad, hay situaciones en las que uno necesita estar cerca y acompañar, colaborar y conversar cara a cara. Y mi familia esta pasando por una situación difícil, así que sentí que tenía que estar allá y allá fui. Fue un viaje que me movilizó de distintas maneras, que me puso a prueba porque me encontré haciendo cosas que nunca pensé que iba a hacer, que reforzó muchos lazos y me hizo ver desde otra perspectiva mi idea de lo que es la familia, la vejez, los hijos...

Y si bien esta situación me mantuvo ocupada la mayor parte del tiempo, me pone contenta que pude visitar a algunos amigos que me reconfortaron mucho el alma y también aproveché para comer rico asado y pastas caseras de mi tía Susana que me reconfortaron mucho el estómago!!! Recargué pilas y me dieron el empuje que necesitaba para seguir adelante.

Festejando el Día del Amigo

Turisteando en el Tigre

¡Asado!

Sorrentinos caseros que la Tía Susana preparó para festejar el cumpleaños de mi prima Karina

Con mi suegra, mi mamá y mi hermana

Inspeccionando el cráneo con mi primo Damian, futuro médico, y mi tía Eva

Mi papá y yo

El Baby Shower de mi amiga Alejandra
Salí a cenar con Vale y Emi y sólo le saqué foto a los postres!!!

Conociendo la Boutique de mi amiga Cristina

Gracias a todos los que se preocuparon y me escucharon, me brindaron sus consejos y me ofrecieron su ayuda. Gracias a mi hermana Ale y mi cuñado Fede por encontrar un hueco dentro de toda la situación para turistear conmigo y acompañarme de shopping. Gracias a mi mamá y mi papá por dejarme compartir con ellos mi preocupación, por tener en cuenta y respetar mi opinión, y por dejarme brindarles la colaboración que pude dar. Gracias a Alicia por ser otra mamá para mí y por su presencia incondicional. Gracias a mis abuelos por dejarme compartir este tiempo con ellos cuidándolos, retándolos, y acompañándolos como tantas veces ellos hicieron conmigo. Y gracias a mi adorado Chu por sortear todas las dificultades tecnológicas para estar comunicado conmigo en todo momento y por esperarme a mi regreso para darme los besos y abrazos que tanto extrañé.

Ya estoy de vuelta en Lausanne, y lo que queda es el tramo final de esta aventura.

8 comentarios:

  1. Como siempre Celina hermoso tu relato.. besotes gla...

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el café con leche Gla!!!! :D

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, por tus hermosas palabras. Te quiero mucho, hija!!!!
    besos de tu mama.

    ResponderEliminar
  4. Hermoso tu relato y gracias por haber venido y brindado a todos tanto cariño y ayuda. La tia

    ResponderEliminar
  5. Yo también te quiero mucho mami!!!!

    Tía, estoy muy contenta de haber podido ir. Cuidate mucho, nos vemos pronto!

    ResponderEliminar
  6. Me emociono tu relato celi....lastima no haberte visto....te mando un beso grande!!! nos vemos pronto! saludos a los 2. Noe y Leo one

    ResponderEliminar
  7. Celiii que emoción estar en un post! uno se siente una celebridad jejejee.
    Que bueno haber pasado este tiempo en Bs.As., ya quiero que vuelvass y esta vez con tu maridito!! los extraño!

    ResponderEliminar
  8. Celi. Te quiero mucho mucho y vos lo sabes y siempre siempre voy a estar incondicionalmente cerca tuyo. Sos la nena que soñé tener. Y somas la relacion que construimos las dos. Besotessss
    Ali

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...