miércoles, 16 de mayo de 2012

Llegaron los 30



Este pasado fin de semana tuvimos varios motivos para festejar. El primero fue que cumplimos un año viviendo en Suiza. Pensar que en los planes originales ya estaríamos de vuelta en Buenos Aires! Pasó rapidísimo este año, lleno de nuevas experiencias y sobre todo lleno de paseos. Se acuerdan de este post? Si en un mes habíamos hechos muchos viajes, en un año se multiplicaron!!!

Y el otro motivo de festejo es que el viernes fue mi cumpleaños, y esta vez fue nada más ni nada menos que con cambio de década. Finalmente me llegaron los treinta…. Atrás quedaron mis épocas de veinteañera para darle comienzo a otra década que recibo dispuesta a disfrutar a pleno.


Gracias a que Leo se pudo tomar unos días de vacaciones nos fuimos a conocer la Costa Amalfitana, una zona de Italia a orillas del mar Tirreno. Pasamos cinco días maravillosos tomando Positano como base de nuestra estadía y desde allí recorrimos no sólo las localidades más importantes de la costa, sino también Nápoles, la isla de Capri, las ruinas de Pompeya, y –volviendo a tomar nuestro vuelo desde Roma- una pequeña localidad llamada Trevignano Romano. Les cuento por partes:


El día del viaje

Arrancamos tempranísimo tomando el primer vuelo del día a Roma, y desde ahí alquilamos un auto para llegar hasta la costa. El vehículo en cuestión era nada menos que un Cinquecento que nos favoreció en cuanto a su pequeño tamaño para maniobrar en las rutas de la zona. Es que el camino desde Roma arranca siendo autopista, para ya desde Sorrento convertirse en una angosta carretera repleta de curvas y contracurvas. Enseguida descubrimos que si creíamos que en Buenos Aires se conduce de forma imprudente, no es nada en comparación a los italianos (por lo menos en esta zona) Ellos no usan luces de giro, no respetan carriles, estacionan en cualquier lado y en doble o triple fila sin problemas, no ceden el paso, no respetan cruces ni sendas peatonales… y por supuesto todos los autos, viejos o nuevos, lindos o feos, están chocados y con rayones por los cuatro costados. Lo angosto de la ruta acentúa esta característica, sobre todo porque por ahí circulan no solo automóviles sino colectivos de línea y micros de turismo, así que cada tanto hay tramos de una sola mano intercambiable, o simplemente hay que frenar a un costado para permitir el paso de un microte que viene entrando a la curva. Lo mejor del viaje fueron las sfogliatelas que comimos en un parador en la ruta, aún tibias y crocantes, y con relleno de ricota cremosa… riquísimas!!!



Finalmente llegamos al hotel Il Canetto y nos llevó unos momentos asimilar la infraestructura del lugar. Cómo explicarlo? Vieron esas construcciones hechas “de a poco” donde las ventanas de cada ambiente son distintas, los pisos son de cerámicas distintas, los tramos de escalera son irregulares, se ven arcadas por todos lados y muchas veces estan interrumpidas por vigas o aberturas de ambientes que surgen de posteriores ampliaciones???? Bueno, no sólo el hotel al que fuimos sino que todas las construcciones de la zona son así. En conjunto se ve muy pintoresco, sobre todo por el paisaje circundante, pero si uno ve los detalles no puede llegar a otra conclusión que es un poco mamarracho. La habitación que nos tocó era muy linda, muy bien amueblada y equipada ya que contaba con heladerita, mesa y sillas tanto adentro de la habitación como en el balcón con vista al mar. Y la atención también fue excelente, el hotel estaba atendido “por sus propios dueños” y se notaba la impronta familiar en el servicio.

Una vez instalados y habiéndonos cambiado la ropa de abrigo por mallas y ojotas, salimos a recorrer Positano. Es muy pintoresco el camino al centro, primero por la calle y luego bajando por unas escaleras que llevan a la zona peatonal. La calle principal está cubierta por una enredadera que forma un techo verde que aporta una sombra fresca y perfumada. Los negocios que abundan son los que venden cerámicas y limoncello y otros productos hechos con limón que es el producto vedette de la zona. Se ven limoneros por todos lados, y los limones llegan a unos tamaños que parecen ser melones! De todo eso, lo que más me gustó es la granita de limón, una especie de jugo de limón escarchado super rico, refrescante y adictivo!!!






Así fuimos hasta la playa, donde a esa hora llegaban barcos desde otros puntos de la costa, y recorrimos un paseo hasta otra playa un poco más alejada del centro donde nos quedamos un rato disfrutando la vista aunque el agua estaba fría y no nos animamos a meternos al mar.




Esa noche cenamos en Bruno, un restaurante con mesas afuera que miran al mar y cuando cae el sol regala una vista hermosa de cielo rosado, mar azul verdoso, y casitas iluminadas que van trepando el terreno.




Jornada de cumpleaños

Amanecí con el desayuno servido en el balcón, muchos regalitos y un ramo de flores hermoso. Mi maridito había preparado una sorpresa tras otra para celebrar mi cumpleaños, y la verdad me hizo disfrutar este día de una forma especial. Después del caffe latte miré todos los videos de saludos que me mandaron mis amigos y familiares y me puse muy contenta de que de esa manera hayan estado conmigo ese día. Muchas gracias a todos!!! Los quiero mucho!!!




Enseguida partimos hacia Ravello, el plan era recorrer cada pueblo de la costa así que comenzamos con el que está más arriba y que por eso tiene las mejores vistas panorámicas. Compramos un lemoncello de recuerdo, y fuimos a visitar los jardines de Villa Cimbrone donde almorzamos unos paninis y nos llenamos los ojos de cielo y mar.







Luego seguimos camino hacia Minori, que sinceramente no nos gustó mucho y sólo valió la pena por visitar la pastelería Sal De Riso y probar su especialidad: La torta de ricota y pera. Ya hice mis investigaciones así que tengo receta para probar qué tal sale y contarles.





Como última parada recorrimos la costanera de Amalfi y nos adentramos por su calle principal, y todavía no estamos seguros si era pintoresco y bello o viejo y abarrotado… yo creo que es tan distinto al resto de Europa y tan lejano de la formalidad y los estándares de orden y educación de otros países que termina por darle un atractivo especial.




La cena de cumpleaños fue el final perfecto para un día de celebración. No sólo el lugar tenía una vista hermosa al mar, también tenía una comida deliciosa como toda la comida de Italia en general. Compartimos una entrada caprese con unos tomates de un rojo furioso, mozarella de búfala y hojas de albahaca. Luego seguimos con pastas caserísimas, sinceramente no recuerdo con qué salsa las comimos pero sí me acuerdo que estaban deliciosas. Y el postre….. eso sí que fue sorpresón! Leo me había adelantado que había avisado que era mi cumpleaños y que quería una porción de torta simbólica para el brindis. Pero los italianos se toman las celebraciones muy enserio, y de repente se apagaron las luces del restaurante, entraron los mozos llevando una torta con vela de esas tipo bengalas y me cantaron el “Tanti auguri” a coro con Leo tentado de risa y los comensales de las mesas vecinas. También me regalaron unos sobres de condimentos y una botella de vino, y yo no podía más que reírme y agradecer el festejo y los saludos mientras comía la torta de cumpleaños, segura de haber vivido un momento de esos que quedarán en el recuerdo para siempre…

11 comentarios:

  1. Celina, como siempre tus relatos son una novela de amor para mi.. cuanto me alegro que haya sido la llegada de tus 30 años tan linda que siempre sea asi, aunque se te extraña no poder darte un abrazo y un beso, sigan disfrutando como lo siguen haciendo, un beso gigante para el chu y para vos gladys.. y no te sorprenda como manejan los italianos ahi porque por aca estamos cada vez iguales jajjaja

    ResponderEliminar
  2. Hermoso recuerdo, un viaje soñado, se te nota radiante de felicidad!!!!!!!
    Me alegro de verte tan contenta y q esta nueva década sea portadora de momentos inolvidables, como este.
    Te quiere mucho.
    la mama

    ResponderEliminar
  3. Un beso enorme para vos Gla!!! ya nos abrazaremos en persona :)

    Te quiero mami! te gustó el vestidito floreado? regalo del Chu

    ResponderEliminar
  4. Que lindo el Tanti Auguri!!!! Buenísimo el recorrido para un día de festejo como te mereces, hermanita.
    Hermosísimos lugares los que visitaron, y ahora me doy cuenta que ya no es la calidad y producción fotográfica, sino que se le agrega vestuariooooo!!!! jajaja Piensan en todoooooo!!!
    Yo me anoto para probar la torta de pera y ricota, me vendría bien una porción ahora!!!
    Besos Celi, te re quiero!
    La Lala

    ResponderEliminar
  5. jajajaja que tonta Ale, el vestido floreado fue regalito de cumpleaños, viste qué lindo????

    ResponderEliminar
  6. Que lindo Celi!!!!
    Que lindo festejo de cumpleaños!!!
    Super romantico! estoy muy contenta que lo pasaste super bien!!!
    Estamos esperando ansioso el video de respuesta de cumple!!! jajaja
    Te quiero muchooo!!!
    Nat

    ResponderEliminar
  7. Que puedo decir, me emociona mucho tu relato, tal cual hubiera estado presente, se los ve hermosos, felices, disfrutando de éstos momentos inolvidables e iluminados. Sientanse muy Merecedores de todo. Los amamos mucho.
    Ali

    ResponderEliminar
  8. Que puedo decir, ante tu relato, que me emociona, tal cual hubiera estado allí. Se los ve hermosos, felices, exultantes!!!!! Disfruten mucho y sientanse merecedores de todo. Si son momentos inolvidables e iluminados,que van estar siempre siempre presentes. Los amamos mucho.Les mandamos un beso enorme a los dos. Gracias por tu relato. Gracias por compartir con todos nosotros.
    Ali

    ResponderEliminar
  9. Celina y Leo
    Antes que nada pedir perdón por no haber saludado a "la princcipesa" como corresponde en su trigésimo cumple, un numerito bastante chiquito para nosotros que acumulamos el doble. Veo que te han agasajado en forma muy romántica y hermosa, y la idea de recorrer la costa amalfitana me encantó. Las vistas desde y hacia el mar son sencillamente únicas, y si algo faltaba para convencerme de la conveniencia de un viaje exlusivo para visitar Italia, con la descripción de una de mis dos guías favoritas ya está decidido, claro que primero viene lo primero.
    Bueno queridos amigos, siempre les deseo lo mejor, que sigan creciendo en experiencias, que todo les vaya bonito, que todos los días sean lunas de miel.Un besote para ambos. Lito

    ResponderEliminar
  10. Celi divino el relato, vos estas hermosa con esos vestidos y los dos emanan amor y felicidad. Me alegra que la hayan pasado tan lindo!!!! Te quiero mucho tu madrina.

    Pdta: Ma que limone!!!!! diria Jose sono italiano

    ResponderEliminar
  11. Hombre de paz, gracias por los saludos y por los piropos!! La verdad que Italia es hermoso, tiene mucho para ver y conocer, pero eviten Nápoles!!! no nos gustó para nada!!!!!

    Y mi madrina tenías que ser para tanto elogio jeje Besotes!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...