miércoles, 4 de abril de 2012

Le Salon du Chocolat – Zurich



No sé cómo se enteró Leo que hacían esta exposición el fin de semana pasado en Zurich, pero ni bien me lo comentó decidimos ir pensando en encontrarnos al mismísimo Willy Wonka...


Pues bien, la exposición estuvo muy lejos de fascinarnos y de empalagarnos de chocolate. Era una sucesión de stands de diferentes marcas de chocolate comercial y de chocolaterías artesanales, que vendían sus productos a un precio bastante más caro que lo que se consigue en cualquier lado. Para degustar había que comprar, o matarse entre hordas de gente que pujaban por un pedacito de bombón. El stand donde más gente había era el de un señor que hacía esculturas con bloques de chocolate, y enseguida nos dimos cuenta de que era porque la gente se comía las “virutas” que iban saltando. También era furor el puesto de las fuentes de chocolate, donde por 5 Francos te daban una porción de frutillas salseadas con chocolate.








Decepcionados por la recorrida en los stands, nos sentamos a esperar que empiece la clase de cocina en vivo. Lo bueno de esto fue que nos dieron a cada uno un postre como el que iban a preparar, que estaba muy rico. Lo malo fue que la clase era en alemán, el cocinero tenía muy poca gracia y hacía la receta muy poco dinámica, lenta y aburrida. Otro punto en contra fue que la mesada tenía un borde altísimo que no dejaba ver lo que hacía el chocolatero sobre ella. Habían puesto espejos arriba para que uno pueda verlo reflejado ahí, pero tan mal colgados que justo en el centro de la mesada quedaba un punto ciego, justo donde se puso a cocinar!!!




Finalmente decidimos que lo mejor era ir a pasear por el centro de Zurich, que no conocíamos. De la oficina de turismo de la estación de tren tomamos un mapa en el que había marcado un recorrido para hacer caminando por el centro histórico, así que emprendimos la marcha siguiendo esa ruta sugerida.

Saliendo de la estación de tren, cruzamos por el puente Bahnhofbrücke el río Limmat que atraviesa la ciudad y caminamos por la calle Niederdorfstr, la peatonal principal de la parte más antigua de la ciudad. De ese lado del río está repleto de restaurantes, bares, cafes, y hasta clubs de strippers. Muchas plazas con fuentes y callecitas en subida con escaleras en lugar de veredas.






Seguimos caminando hasta la desembocadura del río en el lago Zurich, asombrados por la cantidad de gente disfrutando el día al aire libre en la costanera, y volvimos hacia la estación por el otro lado del río.





Esta zona que también es parte del casco antiguo, es más comercial y en sus calles peatonales se encuentran las boutiques de las marcas más exclusivas. También en esta zona están las iglesias St. Peter y Fraumünster, cada una con su torre de reloj que caracterizan tanto al paisaje urbano de esta magnífica ciudad.



Fue un hermoso paseo de domingo!!!

3 comentarios:

  1. me encanto este paseo, aunque no muero yo por el chocolate pero si el paseo por esas calles les mando un besito, y ojo con el chocolate los granitos jajaja besotes y espero otro paseo...gla..

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante tu relato. Lindas fotos. Pero q nombres difíciles!!!! Puras consonantes! Besitos a los dos, se los ve preciosos y felices! Besos de la mama.

    ResponderEliminar
  3. A mi me gusto mucho el huevito gallinita imagino que el año proximo haras un "huevito gallinita" para los hijos de tus amigos, vos que sos la huevera de la familia!!!!!. Besos y nos vemos pronto. Tu tia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...