jueves, 8 de marzo de 2012

Se hace camino al andar

Ya a esta altura estoy convencida de que no hay mejor forma de recorrer una ciudad que a pie. Porque no hay mejor ritmo para captar sonidos, olores, y apreciar cada detalle que nuestros propios pasos.

Así que no intimidados por el listado de lugares que el tour caminando prometía visitar, nos dispusimos nuevamente a recorrer la ciudad a fuerza de piernas.



El tour duró aproximadamente cuatro horas, y recorrimos muchísimos puntos de la ciudad como por ejemplo el barrio latino, Notre Dame, el Louvre, Tuilleries, Invalides… Los que más me gustaron fueron los que conocía por primera vez: El parque del Vert Galant en la punta de la Île de la Cité cruzando por el Pont Neuf, el cruce por el puente Alexandre III con una de las más lindas vistas de la Tour Eiffel, y el edificio del museo de la armada donde se encuentra la tumba de Napoleón.





Entusiasmados por tan lindo paseo quisimos repetirlo en el barrio de Montmartre, así que hacia allí partimos para relizar el tour al caer la tarde. Aprovechamos que teníamos un rato antes de que comience el tour y elegimos para merendar el “Cafe des doux Moulins” famoso porque ahí se filmó la película “Amelie”. Si bien el bar es muy lindo, amplio y pintoresco, sinceramente no nos gustó nada que los precios fueran significativamente más altos que el promedio, sumado a la evidente falta de limpieza del lugar incluyendo la vajilla. Créanme cuando les digo que de todos los bares sucios de París, éste encabeza el ranking: pedí un té y la taza en la que me lo sirvieron estaba en un estado calamitoso. Ni hablar del baño, donde insólitamente ubicaron una especie de vitrina con objetos de la película como el enanito de jardín que Amelie manda a recorrer el mundo, o el velador con el chanchito que mantiene diálogos con la protagonista de la historia. En conclusión, creo que sólo vale la pena pasar a tomarse una foto y merendar en cualquier otro lado.



El tour por Montmartre fue de lo que más nos gustó de nuestra estadía en Paris. Recorrimos todo el barrio conociendo mucho de la historia de los pintores que vivieron y se inspiraron en este lugar, como Picasso y Van Gogh, y también mucho de la vida cotidiana y los personajes célebres de la Belle Epoque, como Toulouse Lautrec y el burro Lolo.






El punto cúlmine es la llegada a Sacre Cour, que como está ubicada en la zona más alto de la ciudad pudimos apreciar una maravillosa vista nocturna de París.



Por supuesto el resto de los días caminamos y caminamos descubriendo y conociendo lugares: El Louvre, los jardines de Luxemburgo, la Torre Eiffel y hasta llegamos a la escalerita donde cada medianoche se producía la magia en "Midnight in Paris"






Imaginen el cansancio después de caminar tanto, quedamos contentísimos pero poco más que agotados. Y Ale y Fede no podían dejar de pensar en que su eurogira recién comenzaba y aún tenían mucho camino por recorrer…. Obviamente a pie!!!

3 comentarios:

  1. que hermoso este relato que esten juntas y recorriendo esos lugares hermosos... les mando un besote para los cuatro gla.

    ResponderEliminar
  2. Me encanto!!!!!!! no veo la hora de estar ahiiiiiiii. Queda descartado el “Cafe des doux Moulins” hay que ir a Cafe Les Deux Magots" en Sanit Michel. Donde queda la famosa escalara de "Midnight in Paris"???? Con el tio nos tenemos que poner las pilas y a preparar los pies.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Gla!!!! si, la verdad que paseamos un montón y nos parecía irreal estar juntos acá, tan lejos de casa...

    Tía, ni idea cuál es el café ese, me lo hubieses dicho antes!!! lo buscaré para la próxima :) La escalera es en uno de los laterales de la iglesia Saint Etienne du Mont, que queda a la vueltita del Pantheon.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...