miércoles, 15 de febrero de 2012

Oh La La… Paris – Eurotrip parte IV

Escribo este post desde el tren, camino al aeropuerto de Ginebra a buscar a Ale y Fede. Increíble que ya estén acá, y también increíble que aún no haya terminado de contarles nuestras aventuras del viaje pasado.

Me queda contarles los últimos dos días y medio que pasamos en París, así que arranco por recordarles que corrimos bastante para llegar al tren que nos traía desde Londres.

Cuando llegamos a París, si en algún momento pensamos que el frío iba a aflojar, nos dimos cuenta que no. Había nevado la noche anterior y estaba todo cubierto de nieve. Llegamos al hotel después de un viaje en subte bastante sufrido ya que en casi ninguna estación de subte de París hay escaleras mecánicas y menos ascensores, así que andar con valijas se hace bastante incómodo. Y de ahí nos fuimos, previo almuerzo express, al museo del Louvre. Dicen que la tercera es la vencida, y esta era la tercer visita mía y de Leo a París, y finalmente pudimos visitar el museo después de nuestra experiencia fatídica del fin de semana largo de verano.




Ingresamos por una puerta secundaria, la de las galerías del Carrousel del Louvre que es de donde se ve la pirámide invertida. El museo es inmenso, pero inmenso de verdad. Había mucha gente y el tránsito peatonal por dentro del museo llevaba invariablemente derechito a la Mona Lisa. No nos resistimos y hacia allá fuimos. Atravesamos la gran galería impresionados por la belleza no sólo de las obras sino del piso de parquet que forma esas figuras tan representativas, y también del techo de vidrio abovedado.


Después de ver a La Gioconda un rato y de que nuestras cabezas hayan sido usadas como trípodes por la gente parada atrás, nos relajamos y seguimos mirando el resto de las obras, como Las Bodas de Caná, La Coronación de Napoleón, La Venus del Milo… También vimos los cimientos medievales del palacio, y el ala donde se preservan los departamentos de Napoleón. Una belleza. 

Cuando salimos del museo caminamos hasta El Arco del Triunfo, cruzando los jardines de Tullieries donde las fuentes estaban congeladas y pudimos caminar por arriba. También cruzamos la Avenida Champs Elisées donde Naty se compró algo y todo! Y cuando llegamos al Arco estaba cerrado por el frío extremo. 



Al otro día fuimos a la Torre Eiffel, subimos y nos sacamos mil fotos desde cada ángulo, como corresponde. También conocimos Notre Dame y el barrio Latino, donde cenamos y el Ticks se animó a comer caracoles, corriendo mejor suerte que Naty y yo, que probamos la famosísima sopa de cebolla parisina y era un asquete. 







Para terminar con nuestra visita a París, visitamos Sacre Coeur y el barrio Montmartre, fascinados por la perfecta combinación de artistas callejeros y cafecitos que invitan a ser pintados, y agotados de tanta escalera por subir y bajar. 



Y eso fue todo el itinerario. Como sin querer que termine el viaje, nos despedimos para emprender cada uno el regreso a casa, agotados de tanta caminata al frío, colmados de souvenires y anécdotas que quedarán para el recuerdo de siempre, y felices por haber vivido tan linda experiencia.

3 comentarios:

  1. Celiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!! Llegamos al fin de los relatos de nuestro viaje!!!! sinceramente increíble!!! creo que hasta el día de hoy todavía recuerdo el momento que de golpe decidimos ir, fue un impulso al ver la oferta de pasajes que nos envío el Chu!!! sin certezas ese día lo compramos y todo salió perfecto!!! Estuvieron en todos los detalles, se ocuparon de todo!!! hasta de cargar mi valija cuando no podía más... gracias a los tres!!!
    Sinceramente no tengo más que agradecer por la amistad que tenemos, gracias por compartir esta aventura!!!! Los quiero muchooo!!! son mis compañeros de aventuras!!!
    Estoy Feliz!!! Feliz!!! Feliz!!!!
    Mil besos a Ale y Fede!!! obvio tb a LeoChu!!!!
    Nat

    ResponderEliminar
  2. Celi!Cada entrada que leo,estoy mas convencida de querer viajar.
    Y me parece que si es con amigos,el viaje va a ser mucho mejor.

    ResponderEliminar
  3. Naty, sólo puedo desear que esta sea la primera de muchas andanzas por el mundo!!!!

    Fla, nunca viajé sola, quienes lo han hecho lo han disfrutado mucho. Si me prenguntas a mí, creo que el disfrute es completo cuando se comparte, y cuando es con amigos queridos mucho más!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...