lunes, 13 de febrero de 2012

In London! – Eurotrip parte III

Qué puedo decir de Londres? Ya a esta altura es mi ciudad favorita, con su tránsito a contramano, sus colectivos doble piso, sus rincones potterianos y sus bares abarrotados a la hora de salida de oficina.

Llegamos muy temprano, después de un vuelo en el que Nat, Leochu y yo nos perdimos el desayuno porque nos dormimos apenas nos sentamos, y Ticks aprovechó para sacarnos fotos vergonzosas y tomarse un café con leche.

Arrancamos haciendo el city tour caminado, previo a cruzarnos el Hide Park hasta el punto de salida, y la verdad nos congelamos de frío. La fuente de agua de Trafalgar Sq. Estaba congelada y si bien el sol brilló casi toda nuestra estadía, la temperatura fue bajo cero. 






Obviamente nada impidió que caminemos todo el día paseando de acá para allá: Dimos la vuelta en el London Eye, recorrimos todo Portobello Road, fuimos al British Museum y al Natural History Museum, visitamos la London Tower, fuimos a conocer Harrods, recorrimos el Soho, China Town, Covent Garden, Picadilly Circus (Incluyendo el super local de M&M) y caminamos por la vera del río Thames hasta el Tower Bridge. 






Uno de las cosas que sobresalen del viaje para mí, sin duda fue que vimos el musical del Rey León, al que llegamos a las corridas por el tránsito traicionero de una ciudad grande como es Londres, pero una vez en nuestras butacas nos entregamos a disfrutarlo de lleno. Me encantaron los trajes y la forma en que los actores se mueven para acrecentar el efecto de los movimientos de los animales. La puesta en escena en general es increíble, muchas de las escenas son casi idénticas a las de la película, en especial la estampida donde muere Mufasa, o cuando termina la canción “Hakuna Matata” y se ve la representación del crecimiento de Simba junto a Timón y Pumba, a contraluz. Estábamos sentados en la platea junto a uno de los pasillos por donde pasan los actores hacia el escenario, una lástima que no se permitía tomar fotos porque pasaban muy cerquita!!! Lo disfruté muchísimo, fue como volver a ser niño y meterse en un mundo mágico sin cuestionar la fantasía. Cuando la función terminó nos fuimos a cenar a Jamie´s, y obviamente no dejamos de cantar cada tema, que hasta varios días siguientes siguieron revoloteando en nuestra mente.

No pudimos tomar fotos del show, pero vean el trailer acá

El otro Highlight del viaje fue más increíble aún. Quizá por el hecho de que es algo que no hay forma de planificarlo, simplemente hay que estar en el momento justo, en el lugar justo… Fue la nevada de la última noche en Piccadilly Circus. El atardecer nos encontró recorriendo los infinitos pisos de Harrods, la famosa tienda, y cuando salimos ya era de noche y empezaban a caer los primeros copos. Teníamos que cenar, y especulando con cuál sería el mejor lugar de la ciudad para ver nevado, decidimos ir al TGI Fridays que está muy cerquita de Piccadilly Circus. Comimos unas ribs riquísimas, tomamos unos tragos gigantes, y cuando salimos ya todo se veía cubierto de blanco (no, no estábamos tan borrachos..). No había dejado de nevar, los copos se veían caer mucho más grandes y espesos, y la locura era generalizada. Caminamos hasta el centro de Piccadilly Circus con una sonrisa enorme que ni el tremendo frío nos borraba, y sacamos fotos a cada copito que caía como queriendo atrapar en imágenes la emoción del momento…




Al otro día viajábamos muy temprano a París, en el tren rápido que cruza el canal de la mancha. El camino a la estación de tren va a ser algo inolvidable en nuestro viaje pero no por lo que disfrutamos, sino porque fue una tremenda corrida contra reloj para no perder el viaje. Como dijo Ticks, ahora es todo gracioso porque finalmente llegamos a horario, pero en el momento fue estresante!!! No es que salimos tarde del hotel, ni siquiera con el tiempo justo, pero una sumatoria de contratiempos complicaron las cosas. Primero, un colectivo que nunca vino, luego el subte que funcionaba tarde por tratarse de un domingo (nos enteramos recién luego de hacer la combinación). Decidimos esperar especulando con que llegábamos con el tiempo justo pero aún así llegábamos, y cuando el subte finalmente vino y nos disponíamos a subir, mi celular haciendo caso omiso al aviso de “Mind the gap” rodó y fue a parar a las vías. Tuvimos que dejar ir ese subte y Leochu haciendo cuerpo a tierra fue al rescate del aparato infernal. Tomamos el subte siguiente luego de un principio de ataque de nervios mío que Naty supo contener, pero nos quedaba la peor parte: correr las cinco cuadras del subte al tren arrastrando valijas en unas veredas con no menos de 5 cm de nieve acumulada. Y sepan que las rueditas de los equipajes no son nada en la nieve, era arrastrar cada vez más peso por la nieve que se iba acumulando en el camino. Llegamos justo sobre el aviso de “Last call”, nos ganamos el odio de todo el vagón cuando hicimos reingeniería de valijas en los compartimentos de equipaje para que las nuestras entren en el debido lugar. Ahhh!, fue demasiado… pero después de todas las corridas y los nervios nos reímos, habíamos conseguido llegar al tren que nos llevaría a la última parada de nuestro Eurotrip.

Continuará…

10 comentarios:

  1. Que corrida y ademas fantastica aventura, es cierto fue anecdota feliz, porq. no perdieron el tren sino.....
    Digo... no seria buena idea, inventar rueditas para nieve?
    Besos Ali

    ResponderEliminar
  2. .....Ha Mucho saco abrigado, pero la cabeza del chu, la veo siempre al aire. Marche un gorro por favor.
    Ali

    ResponderEliminar
  3. buenisimo este post celi, muy divertido....me mantuviste atrapada con la trama jajajajajaj, les mando un beso grande!!!! noe y leo (one) =)

    ResponderEliminar
  4. Superchulifrit al rescate del telefono!!! y mas tarde al rescate de mi billetera, jejeje.
    Pero no nos adelantemos a las historia.

    Ayer le contaba a mis viejos lo que hicimos dia x dia y me habia olvidado de la mitad de las cosas jejeje, cuando vimos las fotos me acorde!!! Hicimos de TODO, TODO!! :D

    y... haaaaaaaaa, chejintsaaa wuananiii chi gua ajaa!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Al rescate de tu billetera???? no me acuerdo eso!!!! lo vas a tener que contar vos!

    ResponderEliminar
  6. Gran Post Cel!!! Me encantooo!!!
    Londres es la mejor ciudad del mundo! quiero volver!!!
    Que bueno que somos 4 para recordar lo que el otro olvido...
    Recuerdo al Señor nacido en Malvinas que al cruzar el control de migraciones nos gritaba "Las Malvinas son Argentinas" muy bizarro por cierto... sin tiempo para charlar nos fuimos corriendo al tren.

    ResponderEliminar
  7. Amo Londres!! una sola tirada de orejas: TGI Fridays????? con todas las opciones que ofrece Londres????!!!!! jaja! creo que voy por allá en Marzo....!! les aviso ni bien sepa seguro, me encantaría verlos :)

    ResponderEliminar
  8. Noe, les mando un beso!!!!

    Nat, el Malvinense quería charla y nosotros no le dábamos bola!!!! pooooobre

    Jules, es que no entendés, nosotros vivimos en Lausanne, somos como del campo en la gran ciudad jajajjjaja pero es cierto que fuimos un poco "Homero en gringolandia" y compensamos con ir al restaurante de Jamie Olivier, lo conoces? Y sería genial que puedas venir!!!!

    ResponderEliminar
  9. ja! genial. Les aviso ni bien sepa mas detalles. (Rob iria por trabajo y yo me colaría)

    ResponderEliminar
  10. ah!!!!!!! lo de las pungas de Sacre Cour!!! no me acordaba Ticks!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...