martes, 8 de noviembre de 2011

Cavas ouvertes

El fin de semana pasado nos invitaron a un evento que se llama así, Cavas Abiertas. Consiste en un fin de semana en que todos los productores de vino locales abren sus instalaciones e invitan a degustar sus vinos, y ya que estamos, sirven alguna comida, quesos y chocolates principalmente, como no podía ser de otra manera.



Este evento se hace en Bursins, Vinzel, Luins y Begnings; cuatro localidades que quedan camino a Ginebra (no son los viñedos de Lavaux por donde habitualmente paseamos, esos quedan hacia el otro lado) y que son pequeños pueblos dedicados totalmente a hacer vinos, y unidos entre sí por caminos entre las viñas. Están muy cerca unos de otros así que toda la gente camina de cava en cava. El gobierno limita la producción de cada cava a 100 mil litros de vino por año, así que por eso es que hay tantas diferentes y son todas producciones familiares. Es muy lindo visitar las cavas porque en su mayoría están instaladas en la misma casa de la familia, caserones antiguos que abren sus puertas para mostrar y vender lo que producen, y contarle a todo el que esté interesado cómo realizan su producción.

Para participar uno debe comprar una muy linda copa grabada con el logotipo del evento, que viene con una bolsita para colgarse del cuello y llevarla cómodamente (que hacía que la gente se pareciera a esos perros San Bernardo con barrilito) y con esa copa se podía ir degustando, siguiendo el recorrido que estaba indicado en el mapa que te daban. También había unos trencitos tipo Charito (el que conoce Necochea sabrá de qué hablo) que llevaba a los que preferían no caminar de cava en cava, y también conectaban con la estación de tren.  

Nosotros recorrimos, de las 25 cavas que participaban en el evento, sólo 9. La verdad que probamos de todo: Pinot-gris, Viognier, Merlot, Pinot-Gamay, Chasselas, Pinot Noir…  Terminamos en Cave Beetschen, que pertenece a la familia de un amigo y donde nos invitaron a probar su nueva línea “Gamme Cachoteries”, probamos vino en sus diferentes etapas de fermentación directamente de los barriles, y pasamos un rato más que agradable entre amigos.

Les dejo algunas imágenes...














¡Salud!

7 comentarios:

  1. Esos paisajes no se pueden creer, me encantan, me gusta mucho mucho la foto del camino, a ustedes se los ve no sólo con la nariz colorada (de frio) sino super felices. gracias por compartir estos momentos inolvidables. Besotessssss
    Ali

    ResponderEliminar
  2. haaaaaaaaaa que bueno!!!! que lindo lugar me mori con la foto de la puerta de la casa que tiene esas flores y la calabaza "es muy tierna", ni hablar que los paisajes son impagables y que las narices rojas ejem no se si es por el frio hehehehe
    que gran experiencia, cuando todavia no cerre la boca por el post de ayer, (que me falto comentar) entro y veo este que me encanto, y claro Ali que se los ve felices y super super bien.

    Besos enormes y Salud amigos! un chin chin desde estos pagos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito ese paisaje Celina, gracias por compartir.
    que tengas una buena semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. de qué narices rojas hablan??? posta! yo no las veo rojas!!!
    lo de felices sí te lo admito que a medida que los brindis se sucedían la felicidad aumentaba jejejeej

    ResponderEliminar
  5. Bienvenido Ricardo, gracias a vos por tu comentario!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Celina Hermoso tu blog, los lugares son de ensueño.PD: como disfrutaron los brindis! jaja(envidiosa mal)
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Sienna!!! la verdad que disfrutamos los paisajes, y los brindis... aunque te digo que el malbec de Argentina es mejor vino!!! ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...