lunes, 31 de octubre de 2011

Una hora más, una hora menos


Este fin de semana cambió la hora en Suiza, pasamos a estar en el GMT +1 teniendo 4 horas de diferencia con la hora local en Argentina. Lo bueno es que el domingo dormimos una hora más, cosa que nos vino muy bien ya que viernes y sábado salimos hasta tarde así que recuperamos un poco de sueño.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Alejada de la tecnología

Aunque nunca me propuse publicar obligatoriamente en un día determinado, los paseos de fin de semana hicieron que los lunes se conviertan en día de post. Y bueno, como el lunes pasado no escribí nada me siento en falta con mis fieles lectores.

Es que más allá de que el fin de semana no salimos, estoy un poco alejada de la tecnología. Siento que el invierno que se aproxima va a ser tan duro que quiero aprovechar al máximo cada rayito de sol que veo asomarse por la ventana. Y también me estoy reuniendo bastante seguido con mis nuevas amigas así que ando de acá para allá, lejos de la compu.

Como ya dije, el finde no tuvimos excursión así que no tengo nada en especial para contarles. Voy a aprovechar para ponerlos al tanto de pequeños temas varios.


Hoy fui al banco a cambiar monedas. Pero al revés de lo que sucede en Buenos Aires, fui con monedas a que me den billetes. Es que acá el billete más chico es de 10 Francos, así que haciendo compras te llenan de monedas que venía juntando sólo por la costumbre de no usarlas para pagar. Por comodidad, las quise cambiar pensando en lo agradecidos que iban a estar los comerciantes por el cambio que les llevaba, pero probé en tres negocios y ninguno me las aceptó. Fui al banco, y me explicaron que tenía que poner las monedas en una máquina, que las cuenta y entrega un ticket con el monto correspondiente. Ese ticket se puede cobrar por caja y el banco retiene un 2% sólo por el hecho de darte los billetes. La otra opción es adjuntar el ticket a una boleta de depósito para que acrediten el dinero en tu cuenta, sin cobrar ninguna comisión. A la maquinita fui, y apenas empecé a volcar mi preciado tesoro se trabó. Una odisea hasta que vino alguien a repararla, y se ve que tenía muchas monedas porque se trabó 3 veces más. Junté mis cuatro tickets, completé la boleta de depósito, y ahora estoy a la espera de ver la plata en la cuenta no sin cierto temor a que queden mis monedas perdidas por el camino… La verdad que la próxima vez que acumule tantas monedas voy al supermercado y pago la compra del mes con moneditas de diez centavos.

lunes, 17 de octubre de 2011

Introducción al invierno

Este domingo, después de un sábado dedicado a compras, descanso, y de cena con amigos ¡Ilona y Fon nos prepararon pescado thai! fuimos a pasar el día a Zermatt.

Zermatt es una localidad suiza ubicada a 1600 metros de altura en medio de los Alpes, casi en el límite con Italia. Es una zona netamente turística, y dedicada a los deportes de invierno que por su geografía e infraestructura se pueden practicar durante todo el año porque en la cima de los Alpes siempre hay nieve y pistas de esquí acondicionadas.

Desde Lausanne se llega en tren, haciendo combinación en Visp, y se tarda tres horas en llegar. El tren desde Visp a Zermatt es panorámico, tiene ventanales enormes y parte del techo también es vidriado, y atraviesa varios pueblos de montaña uno más lindo que otro.


lunes, 10 de octubre de 2011

Una de cal y una y media de arena

Este fin de semana no arrancó del todo bien. Estuve con un ataque al hígado que me tuvo en cama durmiendo y sin poder retener nada en el estómago desde el viernes pasado el mediodía, hasta la tarde del sábado. Gracias a los cuidados de Leo, sus mimos y paciencia, me recompuse justo a tiempo para charlar virtualmente con amigos y familia. Eso, sumado a un llamado telefónico a mi mamá, me levantaron el ánimo lo suficiente como para terminar de recomponerme, y así que finalmente repuntó el fin de semana.

lunes, 3 de octubre de 2011

Más de Estambul

Les voy a seguir contando sobre nuestro último viaje, después de un fin de semana de descanso total en el que vinieron amigos a cenar el sábado, y el resto del tiempo dormimos mucho y miramos películas y series…

Pueden leer la primer parte del relato haciendo click acá.


Los mercados

Antes de viajar, había una cosa que nos causaba mucha ansiedad, y era la modalidad de venta que conocemos acerca de los turcos: que te insisten hasta el cansancio, que hay que regatear, que te llevan a ver alfombras y te intimidan a que las compres… y la verdad es que es toda una experiencia ir y comprobar cuánto hay de cierto en todo eso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...