jueves, 7 de julio de 2011

Pet Friendly

Algo me llamó mucho la atención de Lausanne, y es el lugar que ocupan las mascotas en la sociedad.

Si bien no soy amante de las mascotas (los que me conocen lo saben muy bien) entiendo que cualquier animalito que crece en una familia es parte de ese hogar, es un integrante más de esa familia. El tema es que siempre viví en un lugar donde tener una mascota implica responsabilidades que quien decide tenerla es quien decide tomarlas y es su propio juez en la materia. A ver si se entiende lo que quiero decir: Si quiero tener un perrito, compro o adopto uno, y me encargo de bañarlo, vacunarlo, alimentarlo, jugar, y llevarlo al veterinario si tiene algún problema. Pero nadie me exige ni controla que cumpla con cada una de esas responsabilidades de determinada forma. Pues bien, en Suiza hay toda una reglamentación sobre la materia, y quien se encarga de esta regulación es la BICan “Bureau d’Intégration Canine” que es una división municipal.

En primer lugar, cuando uno adopta una mascota, la adopta “legalmente”. Es decir, el animalito posee un documento de identidad donde figura quién es la persona responsable y adoptante, el dueño, bah!  Y ahora me voy a referir exclusivamente a los perritos, ya que sobre esta mascota es la que sé cómo es la cosa. Hay ciertas razas de perros, que requieren que sus dueños posean ciertas características biométricas. Por ejemplo, si quiero tener un Pitt Bulll o un Rottweiler, tengo que tener cierta altura y peso mínimos.

Una vez que la adopción está debidamente registrada y el perro documentado, el correspondiente dueño debe asistir a un curso obligatorio que consta de clases teóricas y de cuatro horas de práctica con el propio perrito. El curso se realiza en “escuelas”  y trata sobre biología, características de las distintas razas, nutrición, higiene, enfermedades comunes, qué hacer en caso de mordeduras, educación, trato y adiestramiento del perro (esta última parte es la que también consta de práctica)

Si uno adopta un segundo perro, se reconocen las clases teóricas ya realizadas pero se debe obligatoriamente cumplir con las horas prácticas. El curso es opcional para otros miembros de la familia, ya que la adopción de la mascota es unipersonal. (O sea que si por ejemplo nosotros quisiéramos tener un perro, y el que lo adopta es Leo, él debería realizar el curso obligatoriamente y para mí sería opcional)

Y por supuesto esto deriva en muchas consecuencias en la vida cotidiana, por ejemplo:

- Los bares y restaurantes reciben mascotas en las mesas de afuera, y acercan bebederos con agua para que mientras el dueño disfruta una cerveza o un café, el perro también pueda saciar su sed.

En la Fete de la Musique

- Los perros tienen permitido viajar en transporte público, siempre con una persona acompañante, y pagan un boleto especial que equivale a la mitad de la tarifa para las personas (el mismo boleto que paga un niño)

Pichicho esperando el colectivo

- Los negocios que no venden alimentos permiten ingresar con perros siempre que tengan su correa. Es muy común ver chicas revolviendo perchas con sus perritos en el bolso o con su correa.

- Los negocios que venden alimentos, como los supermercados, tienen en su mayoría un lugar en la entrada para atar los perros y que esperen mientras el dueño hace las compras. Algunos son bastante estrafalarios e incluyen bebederos y juguetes.

En el supermercado
- Los parques poseen carteles indicativos de acuerdo a si en cada zona permiten perros sueltos o es obligatorio el uso de correa. Y hay reglamentación que establece que en primavera y verano no se permiten perros sin correa en ningún área verde pública.

- En cada tacho de basura que hay en la ciudad, hay un dispenser de bolsitas para juntar la suciedad que dejan los perritos. NO SE VE “SUCIEDAD” NI POR CASUALIDAD, NI EN LA CALLE, NI EN LA PLAZA, NI EN UN CANTERO, NI EN NINGÚN LADO.

Y para terminar con mi informe perruno, les dejo una reflexión de Seinfeld que no pueden NI DEBEN perderse.



Agradecimiento especial a Mónica, mi compañera de charlas multilingües, por sus respuestas a mis interminables preguntas y por tomarse con humor mis reacciones de asombro.  

Más información haciendo click acá

6 comentarios:

  1. Acá la gente va al super con sus perritos!!
    Cuando adoptamos a la minina me hicieron firmar un montón de papeleta, y le pusieron un microchip que tiene todos mis datos... si la gatita se pierde y la llevan a la protectora, me llaman para que la vaya a retirar. Y vino con muchas instrucciones de uso y manutención :)
    También vino con "garantía": parece que hay una enfermedad letal que a veces se agarran las mascotas mientras esperan ser adoptadas... si la gatita se me muere me dan otra sin cargo. (pagué algo de $60 en concepto de adopción)

    ResponderEliminar
  2. Haaaa es Too Much! que paqueteria perruna!!!!
    Adoro a las mascotas, en ocasiones me caen mas simpaticas que las personas y desde que tengo memoria convivi con un perro (estoy hablando de mi mascota)
    Amelie, mi perra, tiene documento donde figuran todos sus datos y lo extiende la federacion cinológica argentina, tambien tiene libreta sanitaria donde se colocan las vacunas, y hasta me llega una carta unos dias antes del vencimiento de cada dosis para recordar que la debo vacunar, asi que imaginen seria genial poder viajar en transporte público con ella y que me acompañe a hacer las compras jajaja!
    Me encanto este dato del lugar, cuanto nos falta para llegar a eso!!!!
    Besos y guaw ;)

    ResponderEliminar
  3. Qué interesante!! Entonces perros callejeros allá no hay, no??
    Tengo una san bernardo yo... podría llevarla en el colectivo??? jajaja ella estaría chocha!

    ResponderEliminar
  4. Me pareciio interesante lo de las caracteristicas biometricas, a vos seguro te dejan adoptar un caniche toys..... digo por los rulos. Leyendo tus informes parece que mas que vivir nosotros en el tercer mundo, vivimos en el último planeta. No hay carteles en las veredas como yo tenia en la mia??? no hay gente como en Lomas de Zamora toda glamorosa con perritos fashion haciendole hacer sus necesidades en la vereda agena???? Divino el informe y me imagino viajando en el Roca a las 7.30 hs. con las mascotas...

    ResponderEliminar
  5. El "anónimo" último supongo por lo que dice que será mi tía Eva.... Sabés que acá la gente es muy respetuosa del espacio ajeno en todo sentido... Eso es lo que hace la diferencia creo yo.

    Perros callejeros ni por casualidad, pero en Barcelona vimos muchos homeless con mascota propia. Pedían en la vereda, con un tachito para monedas y otro tachito para la comida del perro. Y a ningún perro homeless le faltaba el alimento balanceado #truestory

    Adri, Amelie porque viene de la high society!!! pero no hay ningún PP con documento!!!! jejeje

    Jules, lo del chip, lo de las instrucciones y eso está bárbaro, pero es medio border lo de la garantía... como si fuera un bien fungible (me salió la contadora de adentro)

    ResponderEliminar
  6. que bueno el respeto por las mascotas, Yo las adoro y forman parte de mi vida. Me sentiría genial en esa ciudad, país, por este tema y otros.
    Excelentes los relatos, besitos muchos para ambos

    Maria rosa

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...