lunes, 18 de julio de 2011

Gurtenfestival 2011

Creo que no faltó nada para que este fin de semana fuera épico… 

Por dónde empezar a contarles! Todo estuvo buenísimo, empezando por pasar la noche en carpa en el Sleeping Zone (Gracias a Nahuel por su ayuda para comprar los tickets!) hasta la ubicación desde donde vimos cada show.

Déjenme contarles por partes:

El Gurtenfestival arrancó el jueves, y nosotros fuimos sólo sábado y domingo, así que cuando llegamos con nuestra carpa al hombro la zona de camping estaba repleta por la gente que durmió las tres noches ahí. Armamos la nuestra en el lugar mejorcito que encontramos, pensando que aunque el terreno estuviera un poco inclinado en esa parte no iba a ser demasiado molesto… Cuestión que adentro de la carpa las bolsas de dormir resbalaban hacia el rincón más bajo, así que nos pasamos la noche trepando cual orugas hasta la parte alta para al rato estar de nuevo ovillados en el fondo de la carpa.

El Sleeping Zone contaba con un bar 24 hs, baños y duchas, canillas con agua potable, un living con metegol y almohadones para tirarse a descansar, una peluquería, y lo mejor: una vista increíble hacia la ciudad de Berna, ya que el festival se hace en la cima de una zona elevada a la cual se llega en funicular.



El festival tenía tres escenarios: uno principal, y dos más pequeños. También tenía muchísimos stands de los sponsors, de los cuales los más importantes también tenían bandas en vivo y DJ sets. El line up estaba organizado como para que los shows del escenario principal no se superpusieran con los otros de los escenarios menores, todo de acuerdo a la puntualidad suiza. No hubo horario sin nada para hacer, había música y bandas las 24 hs.




También una importantísima relevancia tenían los puestos de comida y bebida: Había comida típica suiza, fast food, comida mexicana, china, india, y crepes.  También había varios puestos de Swiss Milk donde vendían leche, yogurth, y ellos ofrecían una vianda de desayuno para los que acampábamos que te llevaban a tu carpa si querías. Había otros puestos de helado, café, y uno de ensaladas y frutas que ofrecía unas porciones de sandía que fueron furor.  En cuanto a bebidas, era genial que por todos lados había canillas de agua potable y todos recargábamos nuestras botellas para saciar la sed gratuitamente. Por supuesto la cerveza era furor ¡cómo toman!!!!! Así y todo no vimos gente en estado deplorable de borrachera. Estaba bueno que uno compraba la comida y había una carpa enorme con mesas y bancos donde sentarse a comer tipo comedor popular. Muy buena onda!!! Lo que no nos gustó fue que por todo plato y vaso que te daban te cobraban un franco, que te regresaban cuando devolvías el plato o vaso. Lo que era muy molesto era que la cola para devolver el platito era bastante larga, el plato en cuestión era una porquería descartable de cartón y el hecho de devolverlo al puesto me daba la impresión de que le daban el mismo plato al que pedía después… Había gente que se dedicaba a juntar platos y vasos de los tachos de basura para juntarse unos mangos…






También había una zona tipo feria con locales que vendían de todo: ropa, ojotas, botas de lluvia, aros, pulseras, etc.



Otra cosa que nos maravilló fue la cantidad de merchandising que regalaban. El sábado hizo calor y hubo un sol radiante, y regalaban anteojos de sol, gorros varios y bronceador (que la pobre promotora se encargaba a desparramar por la espalda a quien lo necesite, pibes chivados inclusive); y el domingo que llovió a cántaros regalaban pilotos. También nos dieron encendedores y ceniceros individuales con tapa para que no tiren las colillas al piso, unas manoplas gigantes, pins, un kit de gel de ducha, tapones para los oídos, caramelos y preservativos. Esto no quitaba lugar a que vendieran remeras y otras cosas del festival, nosotros nos compramos unos chops de acrílico con el logo muy copes, que te recargaban de cerveza y así evitabas pagar el franco de comisión por el vaso común.









Ah! un dato curioso: Para alivianar las filas en los baños de mujeres, había mingitorios femeninos para que con la ayuda de un artefacto descartable las chicas hiciéramos pis paradas. 



Y ahora sí, vamos a lo importante: los shows!!!

Arrancamos viendo a Jamie Cullum. Tal cual la descripción de Damianes, es un estilo Buble pero con onda. Cantó covers buenísimos, los que más me gustaron fueron un mash up de Single Ladies y Come Togheter, y Don’t stop the music. Muy simpático y gracioso, hizo muchos chistes, organizó un coro multitudinario con el público, muy divertido su show.



Continuamos con Kaiser Chiefs. El show estuvo muy bueno, lástima la poca onda del cantante, que se esfuerza por dársela de rockstar pero todo lo que hace lo hace ver ridículo y tontón. Los que más lo odiaron fueron los de seguridad, cuando bajó del escenario, atravesó las vallas y se trepó a una columna que sostenía el VIP para cantar colgado desde ahí. El hit Ruby fue lo mejor por lo menos para mí.







El plato fuerte de la jornada fue Jamiroquai, que cantó lo más popular de su repertorio, se quejó durante todo el show de que le suban el volumen a su micrófono y bajó a saludar al público así que como estábamos delante de todo juro que pudimos darle la mano y balbucearle Jay hey Jay hey, hey, you’re the best! (or something like that). De esto no hay fotos decentes, así que crean en mi palabra!!! Lo malo es que la gente tenía menos onda que una escuadra, sólo levantaban los brazos y aplaudían, yo y una chica de al lado mío éramos de las pocas que saltábamos como locas (y un par de minitas subidas a los hombros de alguien)




Terminamos la noche viendo a The Ting Tings (que cerraron el sábado porque a último momento canceló Plan B) y bailamos como locos al ritmo frenético de sus canciones. Toda la onda puesta en el escenario que como era cerrado tipo carpa hacía que las luces lucieran aún más impresionantes!!! Leochu dijo: “Cuanto rock tiene esa mina” y no quedan más palabras que agregar.



El domingo (desde la madrugada) nos regaló toda su lluvia que coloreó todo de un marrón barro inigualable. Ah! buen momento para recordar que nosotros dormimos en carpa.

Calle 13 la rompió. Es cierto que al tocar en el único escenario techado corrían con ventaja, pero la verdad es que son pura garra y contagian su energía, imposible no bailar. Muchos latinos haciendo notar su presencia y muchos alemanes intentando corear en español e intentando bailar moviendo las caderas sin ningún buen resultado.  Lo malo de Calle 13 es que arrancó muy demorado, más de media hora más tarde de la anunciada en el lineup. Estando tan cerca del escenario veíamos a los organizadores que se agarraban la cabeza (muy suizos ellos) y al staff de la banda queriendo justificar la demora. Nos tuvimos que ir antes del final porque por la demora se superpuso con The National.



The National tocó en el peor momento de lluvia y así y todo el show fue buenísimo! La gente acompañó fielmente a la banda. Había unos con la bandera de Ohio (de donde es originario el grupo) y Matt, el cantante, bajó llevando la botella de vino que estaba tomando y atravesó el público hasta llegar al dueño de la bandera y regalársela. Otro momento que no sólo odiaron los de seguridad, sino también los de sonido (o la parte técnica) porque bajó micrófono (de los no inalámbricos) en mano, así que toda la gente ayudó a tirar el cable por sobre sus cabezas.




Y por último vimos a Arctic Monkeys que se tocaron todo, pese a que por problemas de sonido interrumpieron varias veces el show. El público bastante flojo, mucha gente se fue antes del final… y no sé qué mas agregar!!!! Según el Chu, tienen una gran deuda pendiente que es tocar Fake Tales of San Francisco (un hitazo que por algún motivo dejaron fuera de la lista).



Fue una de esas cosas que quedarán para la historia, para rememorar dentro de muchos años: la vez que fuimos a un festival de música europeo… Contabilizamos 7 shows en 32 horas y te lo resumo en 6 minutos en este video:


10 comentarios:

  1. Me sorprende toda la organización en todos los eventos que estan asistiendo! En todo es el orden y la limpieza lo primordial! En serio parece otro planeta... Qué lejos estamos de todo eso!
    Por lo que leo, tampoco se arman lío ni peleas... O gente presa o esas cosas...

    Noe

    ResponderEliminar
  2. Google el setlist de The National y me moje un poco.

    Los envidio tanto como los quiero

    besis! (?)

    ResponderEliminar
  3. Ahhhh gordete extraño tu delicadeza!!!!

    ResponderEliminar
  4. perooooooo queeeeeeeeeeeeeee diiiiiviiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiinos!!!
    Genial! besos
    Jorgelina

    ResponderEliminar
  5. Naaaaaaaaaa que buena ONDA!!!!!
    Cuando de repente vi una foto Tuya Cely con el Chop en mano y ese gorrito, recorde esa fiesta de la cerveza que compartimos que epocas bellas esas!!! pero bueno hay mil años luz de diferencia entre esa fiesta mada in Cordoba y semejante festival!!!!!!!
    Buenisimo me quede sin palabras!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Buenísimo el festival! creo que el relato resume de la mejor manera todo lo que pasó y vimos este finde.

    Para contestarle a Noe, desubicados hay en todos lados del mundo. Ej en Montreaux este finde terminaron a las piñas: http://www.telecinco.es/informativos/internacional/noticia/1120209/

    Gordete, nosotros también nos mojamos con The National... pero abajo de la lluvia (chiste fácil si los hay). Lo mejor de tu comment es el uso de "besis" para cerrar... cómo te ves contestando el cuestionario?: http://youtu.be/5dsj6YgQoDE

    ResponderEliminar
  7. uy uy uy Chuli, me diste una idea... se viene el cuestionario 3.0

    ResponderEliminar
  8. Uffffff! ni le digas al Ticks que se va a emocionar demasiado...

    ResponderEliminar
  9. Adry, tal cual!!!! el espíritu festivalezco es el mismo en Córdoba y acá!!!!! Pero posta que en Suiza ganan con la cantidad que toman. Bah, me di cuenta que los Argentinos somos bastante flojitos en materia alcohólica comparado con los europeos...

    ResponderEliminar
  10. Arctic Monkeys!! Que envidia!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...