lunes, 27 de junio de 2011

Ginebra

La semana pasada me quedó pendiente contarles que el domingo fuimos a Ginebra.

No fue una buena elección ir un domingo, porque la ciudad nos recordó que los domingos todo está cerrado (TODO TODO) y por eso, por ejemplo si querés almorzar podés optar por buena comida carisisisisísima, o por una comida de morondanga y todavía cara. Así que caminamos un rato por la costanera que es muy linda, nos sorprendió la cantidad de niños, mascotas, y sin duda la cantidad de parejas demostrando su cariño inhibidamente. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...