viernes, 29 de abril de 2011

En el limbo

Y ahora qué??? Ahora que ya decidimos irnos, que embalamos todo, que nos despedimos… Cuándo nos vamos?????? Todo listo pero la visa todavía está en trámite, por lo que no tenemos fecha de viaje aún. Los días se suceden en una incansable espera por el aviso para pasar por la embajada a retirar la bendita papeleta que nos habilita a continuar con esta historia.

El problema es que mentalmente ya me fui!!!!  Sí, es que cualquier cosa está supeditada a que en cualquier momento nos vamos, así que por ejemplo, hace mil años que no vamos al supermercado. Para qué llenarnos de cosas que no vamos a llegar a consumir porque “ya nos vamos”. Esto hace que en los últimos días optemos por comer afuera (lo que impacta y se hace sentir en la economía familiar) o cocinar “con lo que haya” lo que hizo surgir distintos menues bastante curiosos, como por ejemplo aros de cebolla congelados con fideos con manteca y queso. Pechito de cerdo descongelado con berenjenas en escabeche. Y así sucesivamente hasta que cuando abramos la heladera pase un fardo de pasto volando….

Otra cuestión son las despedidas. Me despidieron en la oficina pero sigo yendo porque hay mucho para hacer y en casa la ansiedad me inquieta aún más. Y llego a la oficina y me dispongo a trabajar. Y lo que debería hacer en una hora me lleva tres porque todo el tiempo surgen ventanitas con contactos preguntando CCCCCUUUUUAAAAAANNNNNDDDDDOOOOOO SE VANNNNNNNNN????? Y lejos de molestarme me engancho a compartir mis ansias con todo el que quiera escuchar.

También nos despidieron nuestros amigos Vale y Emi hace como dos semanas porque se fueron de vacaciones y, Oh Sorpresa!! ellos vuelven y seguimos acá (aprovecho para decirle a Vale que es hora de que se haga un twitter). Con el resto de amigos, que seguimos viendo todos los fines de semana, al momento de despedirnos no sabemos si llorar emotivamente o si decir nos vemos el sábado que viene…

En fin, inspirándome en el status de Facebook del Ticks, podría decir que estamos en un limbo entre el acá y el allá… Tendremos para mucho más acá???


domingo, 24 de abril de 2011

La Mudanza

Hay cosas catalogadas como “altamente estresantes” de acuerdo a algún estudio de la Universidad de Massachusett (?), como por ejemplo cambiar de trabajo, rendir un exámen, terminar una relación… y en el top del ranking: Mudarse.

En mi vida me tocó mudarme de casa sólo una vez. Irme de lo de mis viejos a mi propio hogar. En esa oportunidad creo que el tema pasó por lo emocional, el hecho de formar mi propio hogar, la convivencia en pareja…. Y también ahora me doy cuenta que en cuanto a bártulos fue muy sencillo. Sencillamente no tenía nada. Bueno, sí, tenía ropa, toallones y alguna que otra cosa que me habían regalado “para guardar”.

En esta oportunidad todo es distinto. Hace 4 años que vivimos en casa, y en este tiempo no sólo la equipamos sino que se fue llenando de cosas de esas que uno no sabe de dónde salieron ni por qué se acumularon llenando indefectiblemente cada cajón, placard, estante, mesa y mesita….

Pues bien, nos armamos de paciencia, lo meditamos, lo decidimos, vamos a organizar la mudanza. Arrancamos por la ropa, que es lo más fácil (ingenuotes) Separamos lo que llevamos en la valija, lo que mandamos por container, y lo que donamos porque no usamos más. Jean, valija. Pullover, envío. Joguineta, donar. Es todo risas, hasta que aparece esa prenda que no entra en ninguna categoría. Por ejemplo, las tres musculosas que usaba de adolescente para ir a bailar. Obviamente no existe posibilidad alguna de volver a usarlas así que no van a Suiza. Pero tienen tal carga emotiva, sobrevivieron a tantas jornadas de limpieza general, que cuesta desprenderse y ponerlas para donar…. Así que abrimos otra categoría de ropa que queda en el limbo (léase casa de madre). La complicación arranca cuando cambia el clima y te das cuenta que la campera gorda que pusiste para mandar en el container la vas a precisar apenas bajes del avión en el viejo continente… será cuestión de reclasificar nomás.

Otro asunto importantísimo fue el tema DVD, CD, casettes…. Acá la regla era: tiramos todos los casettes, y los CDs turchelis (sumamos término a la familia de careli-barateli). Los DVDs grabados parte los tiramos y otra parte los digitalizamos en el super disco que viaja con nosotros antes de tirarlos. Como la regla no pudo tampoco con la nostalgia, quedaron un par de casettes tales como “Para mis amiguitos el Topo Gigio” “Maria Elena Walsh grandes éxitos” y “Soda Stereo Doble Vida”. De los CDs originales quedó una selecta colección en la que se destacan títulos como de Jazzy Mel, Verano del 94, Vasos Vacíos y El amor después del amor. Junto a los DVDs que atesoramos están acomodaditos en una caja esperando ser trasladados al limbo maternal. 

Sólo faltan los libros (Llevo la colección completa de Mafalda???) y desocupar la cocina (obvio la minipimer se viene con nosotros) Pero esto quedará para otra jornada, la última de fin de semana que nos quede…

miércoles, 20 de abril de 2011

Contando la noticia

Cuando supimos que ya el viaje era un hecho, tuvimos que afrontar el desafío de contárselo a nuestra familia y amigos. Si, lo de “desafío” suena exagerado, lo admito. Pero es que no es nada fácil juntarse con mamá y papá y decirles “Nos vamos a Suiza. Un año. A Vivir”
Afortunadamente, contamos con padres maravillosos que nos apoyan en todo lo que nos haga felices. Aunque nos van a extrañar un montón, y nosotros también a ellos, no se hizo un drama del tema “distancia” y todos nos estamos aggiornando tecnológicamente para paliar la situación.
Contarle al resto de la familia y amigos nos trajo las más diversas reacciones:
  • Los Sandrini: -Qué alegría! qué bueno! qué lindo! (Con lágrimas en los ojos)
  • Los Incrédulos: -No, no te puedo creer, es una joda, en serio??? (Quizá algo de negación)
  • Los puteadores: -Qué hijos de p*ta! Qué guachos! Qué turros!  (Quizá con algo de sana envidia)

Y también pudimos armar un ranking de lugares comunes, paso a detallar el top five:
  1. Estas embarazada???  Cualquier encabezamiento o introducción para contar la novedad era interrumpida por la pregunta… ESTAS EMBARAZADAAAAAA!!!! Incluso cuando sin introducción íbamos al grano con “nos mudamos” “nos vamos a Suiza” o lo que fuera, la respuesta era “Creímos que estabas embarazada” WTF???? 
  2. No vuelven más!!!! No hubo caso. Por más que detallamos los pormenores del contrato, que incluye cláusula explícita de que al otro día de finalizado el mismo te invitan amablemente a subir al primer vuelo de vuelta a Buenos Aires, están convencidos de que no nos ven más por Argentina ni en figuritas. Ellos son los que creen firmemente que afuera todo es mejor que acá, que la vida es maravillosa viviendo en Suiza, que nada ni nadie vale la pena para que queramos volver a nuestro país… Por las dudas: No mamá, no es la idea original, nos vamos por un año!!! 
  3. Háganme un lugar cuando los vaya a ir a visitar. Todavía no sabemos dónde vamos a vivir, ni con qué comodidades vamos a contar, pero desde ya todo el que quiera ir a visitarnos será bienvenido con mucho gusto!!! Y con paquetes de yerba mate y dulce de leche como forma de pago (remitirse al punto siguiente) Ojalá todos los que expresaron que van a ir de visita lo puedan concretar realmente. 
  4. Allá no se consigue…  Si, ya sabemos que uno de los precios que uno paga cuando se va al exterior es que no se consigue dulce de leche, ni yerba mate, ni carne de res (al menos a un precio accesible) Y el tema va más allá, con comentarios como que allá no hay bidet, o que todo lo que podamos ver en tele va a estar en francés, que no vamos a ver a Tinelli (Gracias a Dios!) y otras cosas por el estilo.  Para paliar todo esto existe la internet, el nutella y el conejo (?) 
  5. Cuándo es la fiesta de despedida??? Parece que cualquier excusa es buena para festejar. Y obviamente, no importa cuán complejo y despelotado sea organizar una mudanza al exterior, el estrés y agotamiento mental de dejar listas mil cosas y pensar en empezar mil cosas nuevas más, antes de irnos nos haremos un huequito para despedir a todos y cada uno como corresponde.

Un bonus track sería el pedido colectivo de chocolates que intentaremos cumplir. Digo intentaremos porque comprarlos seguro los vamos a comprar, pero de ahí a que lleguen sin que nos tentemos a liquidarlos en el camino es otra cosa ;)


martes, 19 de abril de 2011

Comenzando

La idea de este Blog es plasmar en este espacio la experiencia que estoy a punto de comenzar a vivir. No sólo mi primer viaje a Europa, sino también nada más ni nada menos que estar viviendo en Suiza por un año.

Comenzando es el título de este primer post, título clásico (si no por default) de comienzo de blog; pero sinceramente, se me hace difícil darme cuenta por dónde empezar, cuál fue el comienzo de esta historia… Cada punto de partida que se me ocurre me remite a hechos anteriores, y la verdad si sigo así voy a terminar contando desde el día que nací!!!

Ahora, si vamos puntualmente al comienzo de esta idea loca de irnos a vivir a otro país, no se crean que es mucho más simple! Creo que desde la primer semana en que el Chu empezó en este trabajo, ya me comentó que era algo habitual que transfieran al personal temporariamente, por política, capacitación, plan de carrera, cultura empresarial, en fin… La posibilidad nos rondaba así como algo remoto e imaginario, mientras nosotros atendíamos otros asuntos (léase facultad y casamiento) y al mismo tiempo el trabajo diario sumaba chances para que esto pasara de una idea remota a una posibilidad, de ahí a un proyecto, luego a un plan concreto, y finalmente a una realidad.

Un día volviendo a casa, mientras manejaba, Leo me dice “Ya está confirmado, nos vamos”. Y ahí me di cuenta que era cierto! Mi sensación fue una mezcla de muchas cosas: alegría, incertidumbre, miedo, ansiedad, curiosidad… Pero la decisión estuvo tomada desde el día en que en la opción “Disponibilidad para viajar” quedó lleno el casillero de “SI” con una cruz.

Son muchas cosas las que uno evalúa al decidir algo así. No es fácil, pero en nuestras circunstancias la propuesta llegó en un momento más que oportuno y con condiciones que hicieron imposible no querer aceptar, así que acá estamos, planificando la partida.

Ya falta poco para subirnos al avión con un año por delante lleno de expectativas por cumplir, superar, y compartir a través de este medio.

Espero disfruten este espacio tanto como yo. Se va a mezclar en el relato el “nosotros” la mayor parte del tiempo ya que hace mucho tiempo mi vida es de a dos y se me hace difícil pensar en singular, y El Chu por supuesto hará participaciones estelares escribiendo algún post. La idea es unificar relatos, fotos, etc. Tanto para compartir con todos los que entren a leerme como también para que sirva de registro de esta experiencia personal. Me haría feliz que me lean y comenten lo que se les ocurra, logrará hacerme extrañarlos menos???

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...