viernes, 30 de noviembre de 2012

Au revoir

Cuando esto se publique estaremos en viaje a Buenos Aires.

Lloré mucho cuando hice este video... ahora les toca a ustedes!


jueves, 29 de noviembre de 2012

Feliz cumpleaños Leochu

Ayer fue el cumpleaños de Leo, y también nuestra mudanza, así que fue un festejo raro pero así y todo no faltaron los agasajos.

Empezó el día con desayuno en la cama y muchos regalitos sorpresa que le dibujaron muchas sonrisas a mi maridito. Siempre me gusta prepararle sorpresas porque pone una cara de alegría sincera que me enternece mucho. Igual para la foto que lo obligué a sacarse con los regalitos al mejor estilo quinceañera ya esa expresión la había reemplazado otra de “que hincha bolas”…




viernes, 23 de noviembre de 2012

So long, farewell, auf wiedersehen, goodbye...

El sábado pasado invitamos a muchos amigos e hicimos una fiesta de despedida en casa. Como en toda buena fiesta, hubo mucha comida, mucha bebida, música y sobre todas las cosas: buena onda y ganas de divertirse.

Con Leo preparamos algunas cosas para comer, y a medida que fuimos invitando todo el mundo preguntó se había que llevar algo y se ofrecieron a preparar distintas cosas. Hubo brownie de chocolate de Beta, carrot cake de Fon, chipas de Ceci, bocaditos de espinaca de Ilona, y hasta Sunny trajo sushi!!! Leo y yo habíamos preparado guacamole, albondiguitas de carne con chimichurri que fue un éxito, y unas tarteletas de cebolla y de atún que terminaron siendo tantas que todavía quedan algunas en el freezer. También trajeron muchas botellas de vino, de champagne, y hasta de fernet, y Dimitris preparó unos mojitos espectaculares!!!



jueves, 22 de noviembre de 2012

Pierogi party

El domingo después de nuestro viaje a Lyon, habíamos quedado con Ilona en hacer Pierogis: una comida típica que cuando estuvimos en Cracovia comimos con ella y nos encantó.




miércoles, 21 de noviembre de 2012

Capicúa

Cuando llegamos a Lausanne en mayo de 2011, uno de los primeros lugares a los que fuimos fue Lyon, allí pasamos nuestro tercer fin de semana viviendo en Europa. Por esas cosas del destino o la casualidad, a tan sólo tres fines de semana de volver a Buenos Aires surgió repentinamente una invitación (un poco autoinvitación) para ir nuevamente a Lyon, y obviamente aceptamos. Así que nos causó mucha gracia el hecho de que este destino sea protagonista de nuestra primera escapada de fin de semana y también de la última (buuu…)

Partimos el sábado a la mañana en auto, con Noe como experta e incansable cebadora de mate, y con una lluvia que nos acompañó casi todo el recorrido. Cuando llegamos a Lyon no llovía, nuestros amigos se fueron a cumplir con sus compromisos sociales y con el Chu aprovechamos para ir a almorzar al restaurante especializado en tartines al que habíamos ido la otra vez. No es que no haya otro lugar para comer en todo Lyon, de hecho la Rue Merciere tiene una parte peatonal dedicada a restaurantes especializados en comida Lyonesa en su mayoría, pero nos había gustado tanto L’Epicerie que queríamos volver ahí.

Buscando el lugar, se largó un chaparrón que nos mojó bastante aunque teníamos paraguas, así que nos metimos en varias galerías y paseamos por la parte comercial de la ciudad hasta que paró la lluvia y finalmente seguimos camino hacia el restaurante. Cuando llegamos había cola de gente esperando en la puerta, así que más decididos estábamos a querer comer ahí: gente esperando significa que se come bien.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...